martes, 2 de abril de 2019

Verde...

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.
Machado

2 comentarios:

  1. Preciosa estrofa de Machado, pero sentarse en ese banco debe de ser alucinante ¡anda que no está verde ni ná! jaja.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Es fantástica la fotografía. Una metáfora. Veo el espectro de un hombre que se convirtió en una sucursal de selva amazónica.

    ResponderEliminar

Archivo del blog